covid-19-02.jpg

DEMANDAS EN TIEMPOS DE PANDEMIA

“El hombre se descubre cuando se mide con un obstáculo. “

Antoine de Saint-Exupéry

01

BRANDING

02

STORYTELLING

03

DESIGN

04

CONSULTING

 La humanidad del siglo XXI nunca imaginó que nos correspondería vivir un momento histórico demandante, vernos confinados en nuestras casas, por culpa de una pandemia, que según expertos y estudiosos,  se estaba anunciando, los informes de la OMS, sobre los fenómenos virales de los últimos años, como el  AH1N1, el zika, el zikunguña, el ébola, dejaban ver que era muy probable que la situación se desbordara en algún momento y aquí estamos, un año después que inició la expansión del coronavirus, seguimos aprendiendo a vivir, trabajar, estudiar en medio de una contingencia de salud muy complicada. Algunos han empezado a ir al trabajo, con la preocupación latente de ser contagiados por el virus; otros, como en el caso de los maestros y los estudiantes, continuamos estudiando y trabajando desde casa, que terminó convertida no sólo en el espacio de intimidad familiar, sino en la oficina, el salón de clases.

Es así como los maestros debieron asumir el reto de hacer de sus casas, improvisadas aulas, actualizarse por su cuenta y riesgo, en el uso de herramientas TICS, reinventarse, atender la casa, sus estudiantes, extender el horario de atención a padres, más allá de la norma y dedicar largas horas diarias, a la preparación, revisión de materiales y recursos; encuentros sincrónicos, en los que hay que luchar para que los estudiantes se conecten, enciendan la cámara, participen.  Además de la presión del gobierno para iniciar una alternancia, en la que no hay garantías para la preservación de la vida.

De otro lado, están los padres de familia y los estudiantes, los primeros han tenido que desarrollar sus habilidades y vocación escondida de maestros, para estar pendientes de sus hijos, apoyar en el desarrollo de tareas, refuerzo de conceptos con la ausencia, en muchos casos, de la paciencia que les permita hacer la labor sin salirse de casillas. Los segundos, asumiendo una educación virtual, que termina siendo excluyente, al no brindar cobertura, ni garantías para el acceso, evidenciando una enorme brecha y abandono a la que están sometidas las clases menos favorecidas y que entonces llena de barreras; a lo que hay que agregar la apatía para estar conectados toda una jornada a una pantalla, tener que prescindir de la experiencia cercana de los compañeros, el contacto directo con sus docentes, entre muchos detalles más. 

Podríamos mencionar cantidad de situaciones que han hecho de este tiempo demandante, que nos ha llevado a sacar la mejor versión de nosotros mismos, que nos ha conminado a desarrollar resiliencia, a llenarnos de razones, a trabajar el doble, a dar siempre un poco más de aquí y de allá, directivos, administrativos, padres de familia, estudiantes, docentes, toda la sociedad está siendo llamada a medirse frente a los obstáculos, como rezaba Antoine de Saint-Exupéry.